• revistasalasolidar

Modificaciones Corporales y Diversidad Sexual

Modificaciones Corporales y Diversidad Sexual: Desde la Rebelión del Cuerpo a Nuestras Áreas de Trabajo



Hemos recorrido un largo camino como sociedad (Al menos la sociedad occidental), desde por ejemplo, Stonewall hasta la fecha, pareciera que hemos avanzado en materia de derechos lgtbi y que hoy, lo queer se instaura como un discurso cada vez más extendido.

Si bien en lo discursivo, en los medios y grandes pantallas podemos ver más representatividad de la comunidad lgtbi, y se han “ganado” diversos derechos, las personas que se identifican con conceptos construidos por fuera del binarismo y la heteronormatividad aún deben enfrentarse a diferentes problemas de discriminación, violencia, persecusion, exclusion de los espacios de trabajo, y diariamente muches deben esconder su identidad, su expresión de género y gustos para poder integrarse al resto de la sociedad, poder conseguir trabajos, estudiar y básicamente subsistir. Esta violencia simbólica, de tener que ocultar la forma en que se expresa tu ser no debe ser tomada a la ligera, el desgaste emocional, espiritual e incluso físico que supone el esconder tu identidad a diario deteriora la salud mental de quienes se ven expuesto a ello, desencadenando problemas como altas tasas de suicidio en la comunidad lgtbi, sobretodo en el caso de les trans.

En este escenario, podríamos decir que salir al mundo exterior expresando tu propia identidad, siendo parte de la comunidad lgtbi es un acto político de resistencia. Es en el fondo, desarmar este mecanismo de coacción de los cuerpos, la hetero normatividad, que controla la sociedad y nos somete a ciertos roles basándose en el género binario.

Las identidades disruptivas, disidentes, suelen tomar diferentes elementos para construir una estética anti hegemónica. No solo la ropa, también los colores y estilos de cabello, tatuajes,piercings y también modificaciones corporales. No es de extrañar que una de las cunas del body piercing haya sido la comunidad gay y lgtbiq, quienes hace décadas tuvieron que buscar formas de construir una comunidad fuerte en la cual refugiarse, y diversas formas de resistencia. En el fondo, estas manifestaciones corporales de la identidad han sido a lo largo de la historia humana, una forma muy importante de vincular a una comunidad y fortalecerla.

El aporte de la comunidad lgtbi al mundo del arte corporal es inmenso, y debemos recordar valorarlo como tal. Antes de que la industria de los tatuajes y el body piercing y el arte corporal en general fuese una industria como tal, -y se higienizaran y estandarizaran las prácticas-, las modificaciones corporales fueron un bastión de revolución, de resistencia y expresión en muchas subculturas. Si bien es de suponer que la comunidad del arte corporal no es discriminatoria ni ofensiva para con la comunidad lgtbi y teniendo en cuenta que muchos trabajadores y artistas del tattoo y piercing pertenecen de hecho a la comunidad lgtbi, podemos percibir aún ciertos sesgos, discriminaciones y micro violencias a las cuales no debemos quitar el peso. No es necesario golpear, u hostigar físicamente para ejercer violencia.

El hacer comentarios sobre la identidad de alguien en modo de burla o de forma maliciosa, el reírse a espaldas de colegas por su identidad de género, no respetar los pronombres o asumirlos y no preocuparse de respetar la identidad de otros, no sólo de colegas, sino de personas que confían en nuestras manos para decorar su cuerpo. Todas estas pequeñas cosas son muy importantes cuando revisamos su contenido simbólico de ello, y es nuestra tarea cambiarlo día a día en nuestras conductas y actitudes. Si bien estas actitudes y formas de pensar las hemos normalizado porque nuestra educación y crianza es aún heteronormada , quienes nos dedicamos al arte corporal debemos mantener en mente, que las modificaciones corporales, a pesar de hoy estar más normalizadas y son también una oportunidad laboral, estas siempre han estado ligadas a la disidencia y son también un mecanismo para revelarse ante la sociedad y diferenciarse o identificar a una comunidad, de la misma forma que lo queer es un mecanismo contra hegemónico que busca deconstruir la heteronormatividad. Se hace necesario en estos tiempos de convulsión social y cambios, el constante cuestionamiento de nuestras prácticas y privilegios, para dar paso a formas de relacionarse más empáticas y respetuosas.




La opinión del columnista no es necesariamente una opinión del Coletivo Sala Solidária

--------------------------------------------------

Lia Samira (Santiago, Chile)

Body Piercer en Pain Family





19 visualizações0 comentário

Posts recentes

Ver tudo